ARTÍCULOS >YOGA Y RELAJACIÓN

 

Beneficios de la práctica de Asanas

1. Tonifica los músculos, tejidos, ligamentos, articulaciones y órganos.

2. Estimula el sistema nervioso, promoviendo un estado de relajación y recuperación de fatiga, debilidad y estrés.

3. Mejora considerablemente el metabolismo, la circulación linfática y las secreciones hormonales, manteniendo el balance químico del organismo.

4. Se produce una concentración de células inmunológicas en áreas afectadas por enfermedad, por lo tanto, fortalece el sistema inmunológico.

5. La práctica de asanas “refrescan” y “renuevan” el organismo, genera energía, en vez de disiparla.

6. Desarrolla un dominio perfecto del mecanismo de respiración, con todos los beneficios subsecuentes de una correcta oxigenación de las células, tejidos, órganos y sistemas del organismo.

7. Elimina las toxinas y agentes contaminantes del cuerpo, erradicando muchos síntomas y causas de enfermedades.

8. Optimiza la calidad y funcionamiento de todos los órganos y sistemas que conforman el cuerpo humano.

9. Ofrece mecanismo para la relajación total y consciente del cuerpo, reduciendo considerablemente el estrés y la fatiga.

10. Contrario a otras formas de ejercicio que trabajan específicamente para desarrollar y mejorar el sistema óseo y muscular, con la práctica de asanas se penetran todas las capas del cuerpo hasta llegar el “yo interno”.
Practicar una asana ayuda a crear energía; mantener la asana organiza y distribuye esta energía; salir de la asana correctamente (pranayama, bandhas, savasana) protege y contiene la energía, evitando que se disipe.

Meditación. Yoga. Reiki.

"La quietud no es la ausencia de movimiento o de energía, la quietud es armonía en movimiento, es paz en la capacidad de estar atentos y hacer pausas, es aprender a estar con todo nuestro corazón en el momento en el que estamos"