ARTÍCULOS >CONTROL DEL ESTRÉS

 

¿Cómo romper con la tensión de forma integral?

Para lograr este propósito es imprescindible desarrollar y fortalecer ciertas habilidades con las cuales la persona estará capacitada para enfrentar distintos grados de situaciones estresantes.
Entre estas habilidades contamos las siguientes:

1. Construir o fortalecer un autoconcepto saludable y positivo, que comienza a través de una profunda autoevaluación, valoración y aceptación propia e incluye el conocernos a nosotros mismos en todos los planos.

2. Promover la claridad mental, en la que se mantiene una actitud positiva frente a los retos de la vida, en vez de un comportamiento de desmesurada autocrítica y tendencia a sobre reaccionar.

3. Favorecer un comportamiento dirigido a alcanzar nuestras propias metas, valorando lo que realmente nos complace tener como meta tanto a largo plazo y corto plazo.

4. Aprender a usar sabiamente nuestros propios recursos externos e internos, aprendiendo a mantener una comunicación efectiva y saludable con nosotros mismos y con quienes nos rodean, comenzando por identificar nuestras propias necesidades y sus orígenes, observando nuestras emociones y pensamientos y eligiendo conscientemente todo aquello que nos ayuda en nuestros autocuidados personales y transformaciones necesarias para lograr la armonía interna.

5. Mantener un buen estado de salud física y mental, combinando y equilibrando en la vida cotidiana los niveles de actividad con los de relajación profunda.

6. Descubrir nuestro régimen alimenticio óptimo y alimentarnos de acuerdo con eso.

7. Incluir suficientes actividades de diversión, esparcimiento y uso de la creatividad propia.

8. Practicar la meditación y la armonización espiritual, de la forma personal en la persona lo viva y sienta.

9. Crear y mantener un estilo de vida que nos brinde apoyo.

Para alcanzar los puntos anteriores de forma efectiva y plena, se requiere inicialmente de una guía profesional adecuada.

Esto es verdad sobre todo en los casos en que las personas ya están pasando por un momento crítico o por un periodo largo de ansiedad, depresión o estrés crónico, ya que en dichos momentos existe incluso una alteración en el funcionamiento de distintos neurotransmisores, cada uno de los cuales está a cargo de funciones muy básicas en el organismo, como es el caso de la serotonina, que tiene efecto sobre el sueño, la concentración y la relajación.

Desde una perspectiva holística utilizamos técnicas específicas y guías de apoyo que permiten a la persona mejorar su estado de salud de forma integral, trabajando en todos los puntos anteriores, combinando ese trabajo con la enseñanza de técnicas específicas que la persona podrá utilizar en los momentos en que más lo necesite, reconociendo así sus propias habilidades de ir tomando responsabilidad en su propio proceso de sanación.

Entre estas técnicas de armonización, integración y relajación profunda contamos las siguientes:

1. Distintos ejercicios de pranayama y formas de control de la respiración.

2. Múltiples y variados tipos de meditación, tanto dinámica como pasiva.

3. La visualización guiada, combinada con la aromaterapia, la terapia vibracional y ejercicios de balance energético.

4. Distintos tipos de yoga, mantras y mudras.

5. El masaje integral terapéutico, la acupresión y la hipnoterapia.

6. Ejercicios individuales, en pareja y en grupo que favorecen el conocimiento personal, el juego y la creatividad, la confianza, la catarsis, la liberación de bloqueos y tensiones y la percepción de apoyo del medio que nos rodea.

7. Otras tradiciones ancestrales.

Todas estas prácticas buscan la integración y armonía entre mente, cuerpo y espíritu y La enseñanza se lleva a cabo en un ambiente aireado, limpio, con luz, libre de interrupciones y ruido y rodeado de naturaleza.

Se lleva a cabo respetando el ritmo de cada integrante del grupo, a través de sesiones grupales y/o individuales y hacemos énfasis en recordar que la frecuencia de la práctica es más importante que la intensidad de la misma.

Todas estas actividades pueden ser practicadas por personas de cualquier edad, género y condición física para disfrutar de sus beneficios, lo único que necesita es tomar la decisión de empezar a trabajar en su propio bienestar integral ahora mismo.

Meditación. Yoga. Reiki.

"La quietud no es la ausencia de movimiento o de energía, la quietud es armonía en movimiento, es paz en la capacidad de estar atentos y hacer pausas, es aprender a estar con todo nuestro corazón en el momento en el que estamos"